LOS GÉNEROS LITERARIOS

Definición de género literario

Categoría o modelo que agrupan textos literarios con características comunes de forma y contenido. Para que un género literario quede establecido como tal deben darse una serie de requisitos:

* Que quede constancia escrita.

* Que exista un autor iniciador del modelo y que otros autores lo hayan reconocido como tal.

* Que tenga una forma y unos contenidos propios.

Géneros Literarios

La retórica clásica los ha clasificado en tres grupos importante: Lírico, Épico y Dramático.

GÉNERO ÉPICO: son obras literarias que nos cuentan una historia imaginada por su autor o autora y protagonizada por unos personajes.

* Epopeya (popular)

* Poema Épico (culta)

* El romance

* Mito

* Novela

* Cantar de gesta

* Cuento

* Leyenda

GÉNERO DRAMÁTICO: es el género que se utiliza en el teatro. Se utiliza diálogo. Puede estar escrito en verso o en prosa. Su finalidad esencial es la representación ante el público.

*Comedia

*Tragedia

*Tragicomedia

*Drama

*Ópera

* Zarzuela

GÉNERO LÍRICO: expresa sentimientos y pensamientos, en éste predomina la subjetividad del escritor. Suele escribirse en versos pero también existen en prosa. Se dividen en lírica culta y popular.

* Oda

* Elegía

* Égloga

* Sátira

* Canción

Genero Épico

Son manifestaciones literarias de carácter narrativo que cuentan con un lenguaje solemne y majestuoso las hazañas legendarias de héroes o los orígenes míticos de un pueblo. Surge en las culturas primitivas vinculadas con la tradición oral: son composiciones que se transmiten oralmente generalmente con acompañamiento musical y que no tienen ni un único autor ni un texto fijo.

Las principales características son: la invocación de las musas, la afirmación formal del tema, la participación de un gran número de personajes y la abundancia de parlamentos en un lenguaje elevado.

Los griegos distinguieron entre poesía épica y poesía lírica. La poseía lírica expresa emociones personales y estaba hecha para ser cantada, mientras que la poesía épica se recitaba.

* ÉPICA POPULAR

Se desarrolla a partir de la poesía popular transmitida oralmente por los bardos, juglares u otros autores y ocasionalmente escrita por poetas anónimos. Los acontecimientos narrados en estos poemas se basan en leyendas o hechos ocurridos.

* ÉPICA CULTA

La épica culta es obra de poetas conocidos que cultivan de manera consciente una forma amplia y antiguamente establecida. Al igual que la épica popular se ocupa de las tradiciones, los mitos o la historia de una canción.

4. Autores y fechas épicas.

1. Homero: Ilíada y Odisea (S. VIII a.c.)

2. Virgilio: Eneida (año 70 a.C.)

3. Ovidio: La Metamorfosis (S. I a.C.)

4. Lucano: La Farsalia (S. I a.C.)

5. Anónimo: Cantar de Mío Cid (S. XI)

6. Anónimo: La Chanson de Roland (Francia)

7. Ramayana (India)

8. Otros poemas épicos de civilizaciones lejanas ( Mahabarata , Hitopadesa, Valquiririas, Nibelungos…)

HOMERO

1. La cuestión homérica.

Homero, nombre tradicionalmente asignado al famoso autor de la Ilíada y la Odisea, las dos grandes epopeyas de la antigüedad griega. Nada se sabe de su persona, y de hecho algunos ponen en duda que sean de él estas dos obras. Sin embargo, los datos lingüísticos e históricos de que se dispone, permiten suponer que los poemas fueron escritos en los asentamientos griegos de la costa oeste de Asia Menor, hacia el siglo IX a.C.

Guiados únicamente por la tradición, todos los criterios, comentaristas y anotadores de Homero se limitan a consignar acerca de su vida solo los hechos propios de la existencia de los aedos griegos. Ya fuese en Esmirna, ya en Quios u otra cualquiera de las siete ciudades griegas que se disputan el honor de haber sido sus cunas, nadie concibe a Homero niño ni joven imberbe, ni hombre arrogante y lleno de vigor, sino que todos lo presentan anciano, aunque con gran entereza física, con luengas barbas y cabellera blancas, ciego y ostentado en su diestra la lira, con que acompañaba la recitación de sus cantos o rapsodias heroicas. Como todo aedo, recorría pueblos y ciudades de las costas de Grecia y Asia Menor, y como las hazañas y episodios que narraba y los héroes que con sus propios nombres evocaba eran los antepasados y aun a veces casi coetáneos de los que oían, seguíase de aquí una corriente de interés simpatía y popularidad de parte de los que oían al anciano aedo cantar en su propia lengua las proezas de sus padres y abuelos. Todos los bustos y retratos esculpidos en mármol (modelados los más antiguos por lo menos ocho o diez siglos después de la muerte de Homero) que figuran en diversos museos del mundo, no hay por qué decir que no pasan de ser meras creaciones convencionales, pues no tienen dato alguno arqueológico en que fundar su semejanza.

Probado ya que en los tiempos homéricos no había aparecido aun el alfabeto griego y que, por tanto, Homero creó de memoria sus versos inmortales, a los que conozcan a fondo la estructura métrica griega les causa un sentimiento de admiración estupenda el ver como, sin el auxilio de los caracteres escritos, podían componerse aquellos hexámetros, que, con tanto arte y exquisitez estilística, cumplen todas las reglas de la cantidad prosódica que integran la métrica griega. Más sube de punto aun la admiración cuando el erudito averigua que en las primeras tentativas de recopilación y trascripción de los poemas homéricos, por no existir aun las letras minúsculas, con solo las mayúsculas se escribían aquellos versos, sin establecer distancia alguna entre palabra y palabra.

Las poesías homéricas, después de la muerte de Homero (que nadie sabe dónde, ni como ocurrió), siguieron declamándose públicamente en Grecia, hasta la institución de las Panateas.

2. La "Ilíada".

Se sitúa en el último año de la guerra de Troya. La epopeya homérica conocida con el nombre de la Ilíada, tiene por asunto la cólera del caudillo griego Aquiles, hijo de Peleo y Tetis, rey de los mirmidones, quien, con una hueste de sus mejores soldados, había acudido a la expedición guerrera que los griegos arqueos emprendieron contra los troyanos, cuyo rey, Príamo, tenía un hijo llamado Paris, el cual robó en casa de Menéalo, jefe griego, estando hospedado en la misma a su esposa Elena conduciéndola a Troya, ciudad situada en el litoral del mar de los Dardanelos, en donde hoy se levantan las ruinas del poblado de Hisserlick. Encendida así la discordia entre troyanos y griegos, éstos arman una expedición con naves y soldados con objeto de asediar la ciudad, y vengar por medio de las armas el ultraje inferido a Menéalo. El asedio de Troya, las peripecias y escaramuzas en torno de la ciudad situada por los griegos y derivaciones de la retirada de Aquiles, quien menospreciado por Agamenón, hijo de Atreo y caudillo supremo de los griegos, se niega a tomar parte en la lucha, cuya abstención determina varias derrotas parciales en el ejército griego, hasta que, herido en su dignidad bélica por haberle muerto los troyanos a su compañero Patroclo, decide volver al combate y retando a Héctor, hijo de Príamo, le mata y arrastra su cadáver a su hijo, lo cual conseguido, le celebran los troyanos espléndidos funerales.

3. La "Odisea".

Obra maestra de la epopeya griega, atribuida a Homero, dejando aparte la discutida existencia de este autor, y que se presentaron la forma de un largo poema continuo, cuya unidad primitiva es por lo menos dudosa. Como la Iliada, está divida en 24 libros, cantos o rapsodias, designado cada uno de ellos por una de las letras del alfabeto jónico. Es de notar que la narración abarca el corto periodo de 41 días anterior al hecho de unirse Ulises con su esposa Penélope, después de una ausencia de 20 años.

Los primeros 4 libros de la Odisea pueden ser considerados como un todo que sirve de introducción al poema, habiendo recibido a veces el título colectivo de Telemaquía, por ser el joven Telémaco, hijo de Ulises.

El título del poema se deriva del nombre del héroe, Ulises, en griego Odysseus, cuyas aventuras cuenta. Sus largos e interesantes relatos de viajes, sus plácidas descripciones de interiores antiguos y sus numerosos episodios enlazados hábilmente al relato principal, le dan más variedad que a la Iliada, y compensa con facilidad al lector de algunos momentos de pesadez, que hicieron decir a Horacio que Homero a veces se dormía (Quandoque bonus dormitat Homerus) en su epístola ad Pisones.

La Odisea narra el regreso del héroe griego Odiseo (Ulises en la tradición latina) de la guerra de Troya. En las escenas iniciales se relata el desorden en que ha quedado sumida la casa de Odiseo tras su larga ausencia. Un grupo de pretendientes de su esposa Penélope está acabando con sus propiedades. A continuación, la historia se centra en el propio héroe. El relato abarca sus diez años de viajes, en el curso de los cuales se enfrenta a diversos peligros, como el cíclope devorador de hombres, Polifemo, y a amenazas tan sutiles como la que representa la diosa Calipso, que le promete la inmortalidad si renuncia a volver a casa.

La segunda mitad del poema comienza con la llegada de Odiseo a su isla natal, Ítaca. Aquí, haciendo gala de una sangre fría y una paciencia infinitas, pone a prueba la lealtad de sus sirvientes, trama y lleva a efecto una sangrienta venganza contra los pretendientes de Penélope, y se reúne de nuevo con su hijo, su esposa y su anciano padre.

VIRGILIO

1. Biografía del autor y otras obras.

Publio Virgilio Maro nació en los Andes, hoy Pietole, actual Italia, aproximadamente en el 70 a.C. Aunque hijo de padres modestos, estudió retórica y lengua y filosofía griegas en Cremona, Milán, Roma y Nápoles. Si bien no intervino directamente en política, desde muy pronto disfrutó del apoyo de importantes mecenas y amigos, como Cayo Mecenas, el poeta Horacio e incluso Octavio, el futuro emperador Augusto, en parte propiciado por el éxito de su primera obra mayor, las “Bucólicas”, en las que desarrolla muchos temas de la tradición pastoril, tomados sobre todo de los “Idilios” de Teócrito, aunque introdujo numerosas alusiones a personajes y situaciones de su época. Incitado por sus protectores, escribió las “Geórgicas”, en apoyo de la política imperial de relanzar la agricultura en Italia, en las cuales recrea la belleza de la vida campesina y sus distintos aspectos: labranza, ganadería y apicultura. La vertiente pública de su poesía llegó a su cima cuando afrontó la tarea de escribir un ambicioso poema patriótico a imagen de las grandes epopeyas homéricas, la “Eneida”, que debía cantar las virtudes del pueblo romano y cimentar una mitología propia para la nación. Para ello escogió la conocida figura legendaria del héroe troyano Eneas. Durante otros doce años trabajó en la composición de esta su obra maestra. Según Virgilio, el linaje romano procede del hijo de Eneas, Ascanio. Sin embargo, el poeta no pudo terminar su obra, pues en el 19 a.C. emprendió un viaje por Grecia y Asia con la intención de corroborar sobre el terreno las referencias paisajísticas y geográficas de su obra maestra, prácticamente finalizada para entonces, y para profundizar en el estudio de la filosofía. Durante el viaje enfermó gravemente, y en su lecho de muerte pidió a sus amigos Vario y Plocio que destruyeran la “Eneida”, por considerarla imperfecta, ruego que no fue atendido por orden de Augusto. Se atribuye así mismo a Virgilio la composición de un conjunto de obras menores de carácter épico, elegíaco y didáctico, conocido como el “Appendix vergiliana”, que quizás podrían ser obras de juventud, aunque no está bien dilucidada su autoría. El renombre de que gozó fue enorme no sólo en su época, sino a lo largo de toda la Edad Media, que le consideró como un cristiano anticipado, e incluso se llegó a ver en una de sus “Bucólicas” una profecía de la llegada del Mesías. En su “Divina Comedia”, Dante lo convirtió en su guía a través del Infierno y el Purgatorio, y le consideró su maestro.

2. La Eneida

2.1.Resumen de la obra.

A continuación procedemos a efectuar un resumen de la “Eneida” libro a libro, centrándonos así de forma exhaustiva en la estructura argumental:

Libro I

Los troyanos salen victoriosos y con rumbo a Italia, al ver esto Juno, tras persuadir a Eolo, arremete contra Eneas. Mar adentro las olas se enfurecen contra los troyanos y estos piden ayuda a los dioses; Neptuno los ayuda arrastrándolos a la isla Libia. Mientras Júpiter le cuenta a su hija Citerea cual es la misión de Eneas: crear Roma. Eneas desconoce en que lugar se encuentra hasta que una hermosa mujer, que resulta ser Venus, su madre, le informa de ello. Se encuentran en las tierras de la reina Dido que acoge a los troyanos amablemente, enamorándose de Eneas gracias a la intervención de Cupido y Venus.

Libro II

Eneas comienza a contar las historias que habían tenido en la guerra; centrándose sobre todo en la estratagema del Caballo de madera de los griegos y en lo acontecido a un sacerdote llamado Laocoonte al que dos horribles monstruos marinos mataron; y también de que manera se le aparece Héctor a Eneas pidiéndole que saliera de Troya.

Libro III

Aquí Eneas cuenta como llegó a tierras de Pérgamo junto con su padre Anquises, su mujer Creusa y sus hijos Iulo y Ascanio. También habla sobre las Harpías y la maldición que una de ellas lanza contra ellos. Se produce un encuentro con Andrómaca y las advertencias que ésta le hace para seguir su camino, aconsejando que hable con Sibila de Cumas ya que ella le indicaría lo demás; Gracias a las predicciones de un astrónomo, Palunior, se continuó el viaje aunque con dificultades debido a las tormentas. Al llegar a la isla del cíclope se produce un encuentro con un Aqueo, miembro de la tripulación de Ulises que se quedó atrapado en la isla.

Libro IV

Eneas termina su historia. Dido le cuenta a su prima Ana, el amor que siente por el troyano y ésta le dice que luche por él. Yarbas, antiguo admirador de Dido, se entera y le pide a Júpiter que separe a Dido y Eneas. El dios accede, pero al hacerlo Dido pierde la razón y se quita la vida.

Libro V

El padre de Eneas muere y su hijo trata de hablar con él por medio del juego. Juno no deseaba que Eneas y los suyos continuaran con el viaje, así que ordenó a Iris a destruir los barcos quemándolos. Eneas recurre a la ayuda de Júpiter y sigue navegando con los que quieran seguirle; uno de los miembros del grupo, Polinuro, muere por desafiar a Morfeo dios del sueño y la noche.

Libro VI

Ya en Italia, Eneas habla con Sibila la cual le ayuda a acceder al infierno y le acompaña. Allí se encontrará con Dido, entristeciéndose, y finalmente con su padre Anquises, que le dice que su nueva tierra será Roma, pero que antes de alcanzar ese objetivo afrontarán grandes problemas cuya solución será Marcelo.

Libro VII

Eneas llega a la tierra de Lacio, esposo de Amata y padre de Lavinia. Eneas se da cuenta de que esta es la tierra que buscaban a la vez que Lacio recibe muy bien al troyano y a los suyos. Ante esto, Juno urde un plan que desencadena la mordedura de Amata por una serpiente y la inculpación de esto a Eneas, iniciando así una guerra.

Libro VIII

Durante el sueño a Eneas se le aparece el Tíber, que le indica donde hay una cueva que fue guarida del gigante Caco. Allí Eneas se encontrará con Evandro y su hijo Palonte los cuales le cuentan la historia de esas tierras. Para la guerra Venus le pide a Volcano que cree armaduras para Eneas y éste acepta.

Libro IX

Juno manda destruir las embarcaciones de Eneas y Venus le pide a Júpiter que no lo haga. Dos jóvenes, Niso y Eurialo, pretenden matar a algunos latinos durante una noche pero los rútulos lo advirtieron y los mataron. Turno era novio Lavinia, pero ella elige a Eneas. Turno pretende incendiarlo todo provocando la ira de Ascanio, que loco de rabia mata a Lomulo (también conocido como Rémulo). Turno es acorralado y se arroja al río.

Libro X

Júpiter reúne a los dioses en el Olimpo y da la orden de cesar sus disputas. Los guerreros de Eneas se encuentran asustados ya que su líder está ausente pero siguen peleando. Turno busca a Eneas para pelear, pero no puede debido a la intervención de Palante, que encontrará la muerte. Mezencio peleará con Eneas ocupando el puesto de Turno, terminando herido. En su defensa acude su hijo Lauso que morirá. Mezencio enterándose de esto también muere.

Libro XI

Los troyanos se encuentran entristecidos por la muerte de Palante, mientras Eneas jura que fundará la nueva tierra troyana. Los latinos, ante la fuerza de sus contrincantes deciden no pelear más, aunque Turno discrepa e insiste en mantener la lucha, contando solo con el apoyo de Camila, una valiente mujer guerrera.

Libro XII

Lacio, Amata y Lavinia le piden a Turno que desista de la idea pero él no quiere. Ya listos para la lucha la misma hermana de Turno, Yuturna, le pide que no lo haga. Se produce un escándalo y comienzan a pelear entre todos hasta que Eneas les interrumpe. Mientras tanto, Juno, ya cansada de la guerra pide a Júpiter que el que gane no quite las costumbres del otro, ante lo cual el dios está de acuerdo. Comienza el combate y Turno lanza una piedra contra Eneas que no sufre ningún daño. Éste coge su lanza y la hunde en el pecho de Turno dándole muerte. Finalmente Eneas y Lavinia se unirán en matrimonio.

2.2. Análisis y Estructura de la obra.

En cierto sentido Virgilio concibió la obra como una “Odisea” y una “Iliada” combinadas pero aún así diferenciadas dentro de la estructura final, sirviéndose del Libro VI como punto de inflexión que marca la diferencia entre las dos principales fuentes de inspiración estilísticas y temáticas de la “Eneida”. A su vez debemos observar la distribución de los temas en los capítulos según su importancia, estando aquellos más relevantes en los capítulos pares y los temas menores en los impares. Virgilio siguió el modelo homérico concibiendo cada uno de los doce libros que componen la obra como una unidad, y siguiendo a un tiempo los mismos esquemas alejandrinos y neotéricos que ya había usado en otras obras como las “Bucólicas” o las “Geórgicas”.

En la primera parte de la obra, inspirada en la “Odisea” y que abarca del Libro I al VI se centra sobre todo en los viajes de Eneas y su tripulación, su estancia en diversas tierras -sobre todo Cartago- e incluso un descenso a los infiernos que como ya hemos dicho marca el punto en que la narración deriva hacia una mayor inspiración en la “Iliada”. Y es que la segunda parte de la obra es conocida también como la “Iliada itálica”, abarcando los Libros VII a XII, comenzando con la llegada de Eneas al Lacio, la tierra donde deberá asentarse, y continuando con la guerra y conflictos en que se ve envuelto debido a las intrigas de Juno, la diosa que le ha obstaculizado durante todo el viaje. Pese a su clara influencia homérica, Virgilio introduce una serie de innovaciones y cambios, sobre todo estilísticos, que pese a su clara relación con la poesía homérica se presentan como muy diferentes. Su lenguaje y estilo son elegantes, armoniosos, siguiendo siempre el tono justo, sirviéndose de un buen uso de las comparaciones, los epítetos, el ritmo y otros recursos poéticos propios de la épica. Pese a ser una obra en cierto sentido “inacabada” (Virgilio no estaba del todo contento con el resultado y pretendía retocarlo antes de morir, cosa que no pudo hacer), la “Eneida” cumple con creces su papel de gran poema épico latino. La influencia de Virgilio en la poesía latina posterior es inimaginable, provocando que su obra pasara a los campos académicos muy rápidamente. Su fama fue tal que aún en la Edad Media se escribieron romances, cantares y gestas inspirados en la “Eneida” (aunque obviamente desde una perspectiva medieval y `cristianizada' de la historia).

2.3. Personajes

Eneas. Semidiós hijo de Venus y del mortal Anquises. Su destino trazado como fundador del lugar donde trescientos años más tarde, se erigirá Roma, es su razón de ser. Pierde a su esposa Creusa, pero casará con una princesa, se enamora de Dido, pero renunciará a su amor pues no se encuentra en su destino. Valeroso e inteligente, Eneas es el héroe mitológico por excelencia. Su condición de ser mitad mortal y mitad divino es el ingrediente clásico de la literatura antigua.

La diosa Venus y Anquises. Padres de Eneas. Venus protegerá a su hijo desde la bóveda celeste. La diosa del amor nació de la espuma del mar. Fue madre de los Amores, de las Gracias, de los Juegos y de las Risas. En la mitología se refiere que se casó con Vulcano más tuvo amores con dioses y mortales.

Anquises. Por presumir que compartió lecho con una diosa, Anquises fue fulminado por un rayo como castigo por Júpiter. Fue llevado sobre la espalda de su hijo durante el éxodo y muere un año más tarde.

Dido. La princesa fenicia, fundadora de la ciudad de Cartago, contrajo nupcias con Siqueo, mismo que fue asesinado por Pigmalión -hermano de Dido- Se enamora de Eneas por intervención de la diosa Venus. Ignorando que su amante la dejaría para continuar su destino, se suicida con la espada de guerrero. Posteriormente, Dido encontraría a Eneas en el infierno más no escucha sus suplicas.

Juno. Hija de del dios Saturno y Rea. Se caso con su propio hermano Júpiter -dios del cielo- y nunca ocultó los celos que tenía por los numerosos hijos de su esposo por lo que se dedicaba a perseguirlos sin cesar. Enemiga del pueblo troyano, hará toda clase de maquinaciones para evitar el destino de Eneas. Juno es la diosa protectora de los matrimonios.

Turno. Rey de los rútulos y prometido de Lavinia, hija del rey Latino. Sin embargo, es precisamente Lavinia la que está destinada a desposar a Eneas. Del consentimiento del rey hacia la unión de Eneas y Lavinia surgirá la batalla decisiva entre dos pueblos que son uno.

OVIDIO

1. datos biográficos y perfil humano

Publio Ovidio Nasón nació en Sulmona en el año 43 a. de C. En una de sus obras, en las Tristias, nos da información sobre su vida. Es uno de los escritores del siglo de oro latino que más han escrito de sí mismos. Ejerció algunos cargos oficiales menores, pero las abandonó para dedicarse por completo a la poesía. La obra más conocida de Ovidio es el poema narrativo como Metamorfosis.

2. Características de las metamorfosis como poema épico.

El poema de Ovidio es un poema mitológico erudito, subgénero épico que popularizaron los poetas alejandrinos y que, con anterioridad a Ovidio, cultivaron algunos poetas neotéricos que compusieron lo que se conoce como “epilios”.

Las metamorfosis de Ovidio plantean una serie de problemas relacionados entre sí y de no fácil solución sobre la naturaleza del poema, el género al que pertenece y su contenido, aunque el propio poeta en los 4 versos que sirven de proemio a la obra nos informa acerca del contenido de la misma y de la forma elegida para contarlo.

En definitiva, se trata de un "poema épico-mitológico" en hexámetros dactílicos estructurado en quince libros, con más de doce mil versos, que narran doscientas cuarenta y seis fábulas metamórficas, dispuestas cronológicamente: desde la formación del caos hasta la transformación en estrella de Julio Cesar. A pesar de tanta variedad temática, la materia está dispuesta sujeta a los cánones del arte helénico, constituyendo un ciclo unitario.

3. Estilo y pervivencia de Ovidio

En forma y estilo respeta el esquema de la poesía épica tradicional, hay rasgos que lo hacen radicalmente distinto. Ovidio frivoliza y trata en términos humorísticos los elementos más característicos de la poesía heroica.

Los dioses de Ovidio aparecen dibujados con ironía y frivolidad, y están profundamente humanizados.

Al analizar el estilo del poema, nos llama la atención su extraordinaria variedad. El poema está continuo movimiento y los tonos se adaptan a los distintos episodios narrados, su estilo es muy barroco, abandona lo arcaísmos e introduce innovaciones tanto en el plano léxico como en las construcciones sintácticas.

BIBLIOGRAFÍA

AUTORES: alumnos de "Cultura Clásica II" (IES "Fuente de la Peña" de Jaén)

Enciclopedia Universal Ilustrada.

Ana Cobo Martínez Carmen Madero Cano

Europeo Americana

Cristian Hernández Ortiz Irene Maroto Gallardo

Espasa- Calpesa. S.A.

Estefanía León de la Torre Manuel Martínez Montoro

Biblioteca de Consulta Microsoft Encarta

Azahara López Carrasco Paloma Martínez Rubio

Enciclopedia Espasa, Tomo 28 1ª parte

Noelía López Carrasco ("El Profe": JMH)

Los géneros "DRAMÁTICO" y "LÍRICO" estan pendientes de elaboración

NOTA: Pendientes de elaboración el "género dramático" y el "género lírico".